Para llegar a la cima como empresario es necesario tomar en cuenta diversos hábitos, adaptarlos e implantarlos en tú día a día, aun así, es fundamental recordar que no existe un manual o guía que te indique el camino correcto, pero tomando en cuenta nuestra experiencia en cuantos al emprendimiento en nuevos proyectos y crecimiento empresarial te mencionaremos cinco (5) hábitos que implementamos en la actualidad. 

 

¿Comenzamos?

Brindarle el valor adecuado a los productos o servicios

Muchos empresarios que deseas incursionar en nuevos proyectos tiene el error de creer que todas sus ideas de negocios son factibles, rentables y de alto crecimiento y  no validan si realmente tiene la proyección correcta.

Para ello debes certificar si lo que estás pensando realmente funciona, si podrá tener aceptación en el mercado y si será rentable en cuanto a su inversión.

Un método efectivo para evaluar si realmente tu idea es rentable es desarrollar un mix de marketing, donde realizarás una evaluación completa, es decir, un giro de 360 grados de todo tu panorama, desde lo malo y caer en la bancarrota, hasta lo bueno que sería catapultar tu negocio.

Luego de obtener esos resultados debes poner en una balanza lo obtenido y tomar en cuenta tres aspectos que son fundamentales como:

  1. Si realmente conoces la idea de negocio
  2. Si tu buyer persona se adapta y acepta tu proyecto
  3. Finalmente, si dispones del capital para monetizar y desarrollar la idea.

Tomate el tiempo para conocer a la competencia

Para volverte un empresario exitoso debes evaluar la competencia, conocer cómo ellos desarrollan sus proyectos, cuáles son sus métodos e incluso evaluar la posibilidad de crear alianzas para darle más poder a tu idea.

La época de las riñas y el ruido en el mercado por ser el mejor como método de crecimiento se ha dejado a un lado, ahora los empresarios incluso participan en grupos donde puedes conocer y compartir nuevas ideas e interactuar con la competencia.

Claro está, no se trata de que vas a decir todo tu método de trabajo, pero si implementarlo como una estrategia de conectividad y aprender de la mejor forma a desprenderte de la vieja escuela y de los hábitos de la competencia dañina.

Mantener una comunicación abierta

Para poder llegar lejos debes saber comunicar y proyectar tus ideas de forma correcta, toma en cuenta que este proceso siempre será un hábito básico y que todo empresario debe implementar, pero al tener claro este punto, recordemos que no solo se trata de decir, sino se escuchar y seguir instrucciones.

Debes tomar en cuenta que las opiniones de tus colaboradores o incluso externas pueden brindarle un cambio a las ideas de negocios, evalúa el panorama, escucha y luego comunica, de esta forma podrás evidenciar si tal opinión puede dañar o impulsar el proyecto.

 

No le tengas miedo a los cambios repentinos

Vivimos en un mundo tan cambiante que hoy puedes manejar un sistema de negocios que mañana simplemente no se ajusta a tu proyecto y tengas que transformarlo. Para ello, como mencionamos anteriormente debes tener a la mano el mix de marketing, ese estudio donde evalúas desde lo positivo hasta lo negativo de la idea, y no le tengas miedo a los retos.

Debes mantener presente que, antes de creer que el mundo se te va a caer encima verifica si tienes la solución a la mano, sino transforma el camino, pero ten cuidado, nunca debes transformar la idea principal, ya sea un producto o servicio. Recuerda que, para crecer no puede quedarte estacionado con un solo método, los retos siempre estarán presente y simplemente tú debes jugártela y volverte un camaleón.

 

Construye un ambiente laboral efectivo

Claro está, puede que llegues a pensar que una oficina no cambia el panorama de tu negocio, pero existen estudios que comprueban que el ambiente laboral es el motor para el desarrollo de un nuevo proyecto. Rodearte de un ambiente ameno es un generador de nuevas ideas y un hábito que debe incluir en tu estilo de vida.

Así que, para proyectarte y posicionarte en el mercadeo el camino correcto es incluir e tu plan estratégico un espacio que se adapte al entorno empresarial que deseas alcanzar. Recuerda que, para pensar en grande debes rodearte de grandes, y al disponer de oficinas que generen confort y aceptación por todo lo que te rodea (clientes, proveedores, capital humano, aliados comerciales, entre otros) podrás llegar lejos y obtendrás los resultados esperados para tu negocio.